Declaración Pública

Valora este artículo
(14 votos)

En el contexto de la crisis social que hoy vive nuestro país, los profesores, asistentes de la educación, administrativos, auxiliares y equipo Directivo del Colegio Sagrados Corazones desean expresar a la comunidad lo siguiente:

  1. El Colegio Sagrados Corazones tiene la responsabilidad de ser parte activa en la formación de agentes de cambio para nuestra sociedad. Creemos que el Evangelio de Jesús, fuente de esperanza y libertad, es nuestro referente a la hora de enfrentar esta crisis social, de la que somos parte. Creemos en la dignidad de cada persona, dada su condición de hijos e hijas de Dios y hermanos en Cristo. Por lo tanto, Jesús nos mueve a no ser indiferentes frente a quienes viven en condiciones permanentes de desigualdad y vulnerabilidad. Por eso, como Colegio estamos llamados a formar niños y jóvenes conscientes y sensibles, que construyan una cultura de paz, de inclusión y justicia social.
  2. Consideramos legítimas las demandas sociales que buscan mayor igualdad social y justicia económica en nuestro país, pues tienen su origen en las profundas desigualdades que el modelo neoliberal ha consagrado en nuestra sociedad durante las últimas décadas. Valoramos, por tanto, la fuerza y la masividad de las manifestaciones pacíficas que se han desarrollado creativamente a lo largo del país.
  3. Condenamos la violencia en todas sus formas. Tanto aquella violencia sutil y cotidiana que experimentan muchas personas a raíz de la desigualdad, expresada en los privilegios de unos pocos  sobre las faltas de oportunidades de muchos, quienes no pueden acceder  a  una salud, educación ni pensiones dignas; desigualdad que también se manifiesta en la disposición indiscriminada de bienes naturales del país y en zonas de sacrificios. Como también condenamos la violencia evidenciada tanto en el vandalismo expresado en los saqueos y disturbios como en aquellas acciones desmedidas realizadas para reprimirlos  y, que hemos visto durante estos días, producen un tremendo daño a las personas e instituciones. En este proceso de crisis y justa manifestación de demandas sociales por parte de la ciudadanía,  es fundamental mantener, por parte de todos los actores, el respeto irrestricto a los Derechos Humanos.  Tenemos la convicción de que el fin no justifica los medios.
  4. Es por eso que la solución a la crisis actual pasa por la construcción de un nuevo orden social más justo y equitativo. En este contexto, nuestro Colegio tiene un rol clave en la formación de la conciencia social de su comunidad educativa. Juntos hemos de participar activamente en la formación de nuestros estudiantes para que puedan tener una mirada crítica ante la realidad y sean promotores de acciones constructivas de una sociedad donde prime la solidaridad y los valores democráticos.
  5. El aprender a vivir en comunidad sin desintegrarnos como sociedad es un gran desafío para el país y una oportunidad de testimoniar la Espiritualidad de los Sagrados Corazones. En la medida en que cada uno de nosotros cultiva la empatía, el diálogo y el respeto en la diversidad, generamos mayores oportunidades de cohesión social para nuestro país.
  6. En estos momentos difíciles, renovamos nuestro compromiso con los valores institucionales Sagrados Corazones: la fraternidad, la solidaridad, el respeto y la responsabilidad. Pues es  nuestra fe en Jesús de Nazaret la que nos mueve, desde el amor y la misericordia a reflexionar y promover una sociedad más justa y fraterna.

 

Visto 2301 veces

logosscc_infoCOLEGIO DE LOS SAGRADOS CORAZONES
VALPARAÍSO - VIÑA DEL MAR
Decreto cooperador de la función del Estado Resolución Exenta Nº1444 de 1929
Av. Padre Hurtado 1520

+56 32 2387400

UBICACIÓN y CONTACTO