Cooperar para aprender, el nuevo desafío de los Colegios SS.CC. de Chile

Valora este artículo
(0 votos)

Las demandas en educación han cambiado. Y no sólo para los docentes, sino también para los niños y jóvenes estudiantes que se ven enfrentados a desafíos constantes en formas de enseñanza y aprendizaje. En este escenario, los Colegios SS.CC. Chile han realizado la búsqueda de nuevas metodologías pedagógicas basada en la innovación al interior de sus aulas. Hace tres años, educadoras de párvulo, profesores y directivos de nuestros colegios en Chile comenzaron una capacitación en inteligencias múltiples y otras estrategias didácticas con la madre Monserrat del Pozo, pedagoga española de la congregación Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret. En marzo de este año se iniciaron dos cursos mediante video conferencias con dos colegios españoles pertenecientes a la congregación SS.CC., basados en el trabajo cooperativo y taller Atelier.

Según Fernando Madrid, encargado de la gestión académica de los Colegios SS.CC. “ser comunidad educadora es un desafío de búsqueda permanente, cada generación requiere de distintas formas de aprendizaje y la sociedad va desarrollando nuevas demandas hacia quienes formarán y forman parte de ella, debemos tener presente que ya se encuentra en nuestras aulas la generación de 2030”. En esta línea el colegio SS.CC. Concepción se encuentra trabajando y colocando en prácticas algunas estrategias aprendidas en las primeras sesiones de trabajo, tanto en aprendizaje cooperativo como en atelier.

Atelier red de capacidades y aprendizaje

El Atelier tiene su origen en la filosofía Reggio Emilia que tiene como referencia a Rousseau, Locke, Pestalozzi, Froebel, la escuela activa de Bovet y Ferrière, Dewey y la escuela de Chicago. Más adelante se fijan en el movimiento italiano de cooperación Educativa, Decroly, Freinet… y en los ´80 fijan la mirada en Howard Gadner y su teoría de la inteligencias múltiples donde la inteligencia no es un conjunto unitario que agrupe diferentes capacidades específicas, sino que la inteligencia es como una red de conjuntos autónomos relacionados entre sí.

En el caso de Atelier en el nivel parvulario, las actividades se han centrado en fortalecer los espacios dinámicos, vibrantes y de exploración continua donde los niños y niñas interpretan el mundo a través de diferentes contextos de luz, digital, natural y artístico, bajo el paradigma de situaciones provocadoras, permitiendo que los pequeños construyan sus propias ideas, las desarrollen y luego las expongan en su propio lenguaje, nos explica Valeria Matus T., coordinadora del nivel Ed. Parvularia en Concepción.

A su vez, Ingrid Salas S., educadora de párvulos SS.CC. Concepción se refiere al curso de Atelier por video conferencia con la formadora Mariló Mata, del Colegio SS.CC. Padre Damián de Barcelona. “Ha sido una grata experiencia, permitiéndome re encantarme con la esencia del aprendizaje, el descubrimiento, donde el niño y la niña mediante exploración libre, la utilización  de materiales simples y cotidianos logrará aprendizajes significativos favoreciendo  su creatividad y desarrollando aún más su capacidad de asombro”. “Este nuevo espacio pedagógico, será la oportunidad para cambiar nuestra mirada mediante el reconocimiento y la valoración de los diferentes lenguajes que los niños tienen para comunicarse. Ya no seremos las educadoras que dirigiremos las experiencias, sino más bien las espectadoras de 100 formas diferentes de lenguajes”, agregó la profesional.

En tanto, en el colegio San Damián de Molokai, en Valparaíso, respecto al taller Atelier, aún se encuentran en el proceso de planificar el trabajo, revisando los materiales y las estrategias en relación al contexto y realidad, junto con ir socializándolo y conversándolo poco a poco entre las educadoras del nivel parvulario. Katherine Pérez, educadora párvulos del nivel pre-kinder del CSDM, indica que esta nueva herramienta pedagógica tiene muchas fortalezas. Principalmente, porque potencia todos los sentidos de los niños, permitiéndoles manipular, explorar, pensar y observar. “Me llamó la atención que en este modelo no existe el error, sino que los niños van aprendiendo a partir de su propia experiencia y van autoevaluándose permanentemente. Valoro, además, cómo se estimulan las inteligencias múltiples y cómo se promueve el que los niños vayan tomando sus propias decisiones. Sin embargo, lo que más me ha gustado es el tema de los sentidos: ya no sólo se trabaja con el tacto y la visión, sino que se integran todos en el aprendizaje”, resalta Katherine.

El Colegio SS.CC. Padres Franceses de Viña del Mar, este 2019 se enfocó en la formación de las educadoras, para iniciar la implementación del taller atelier, el año 2020, con recursos materiales y adaptación de infraestructura para habilitar espacios. En ese contexto, se han ido implementando algunas experiencias a medida que se ha puesto en práctica lo aprendido en las capacitaciones, asevera, Carolina Cifuentes B., vicerrectora Académica. Así también lo manifiesta Ximena Delgado, educadora de párvulos SS.CC. Viña del Mar, que se encuentran junto a sus colegas aprendiendo y al mismo tiempo implementando esta nueva metodología. Asevera que ha sido un proceso “muy de “ensayo y error”. Lo que se nos ha dicho en reiteradas oportunidades en las capacitaciones es que nos atrevamos a “poner en práctica” lo que vamos aprendiendo, y en eso estamos. Me ha dado resultado el aprender observando y evaluando mis propias prácticas en aula. La mejor manera de aprender es “haciendo”.

En tanto, “después de la charla de Francisco Zariquey, experto en trabajo cooperativo y la educadora española Rocío Pérez comenzamos a seleccionar nuevos gemelos utilizando las estrategias propuestas por ellos. Todos los días se comienza la jornada con asambleas y trabajo de gemelos, se explican los trabajos a realizar en los rincones establecidos y como irán rotando. La recepción de los niños ha sido muy positiva y están motivados con esta modalidad de trabajo”, manifiesta la educadora de Párvulos, Paula Santis N. del nivel pre-kínder de SSCC Padres Franceses de Viña del Mar

El colegio hermano SS.CC. Manquehue al igual que el Colegio SS.CC. Viña del Mar se encuentra en un tiempo de aprendizaje y de observación para que en un futuro colocar en práctica los conocimientos adquiridos. Un grupo de educadoras visitó el jardín infantil Cefalú para conocer in situ el trabajo de atelier que  allí realizan. Macarena Fuenzalida, educadora SS.CC. Manquehue dijo que “en los videos vemos salas llenas de contextos, pero acá vimos un área en que se puede trabajar distintas aristas. Con lo que observamos nos dimos cuenta que se puede, de que existe la flexibilidad, que puedes hacer rutinas de pensamiento y que no hay que perder de vista el objetivo”.

El desafío del trabajo cooperativo

El apostar por acciones nuevas en educación puede causar temor en los diferentes integrantes de la comunidad escolar: docentes, alumnos y apoderados. Sin embargo, los miedos o nervios son parte de los procesos de aprendizaje que se deben ir desvaneciendo con el tiempo.

En el Colegio SSCC Padres Franceses de Viña del Mar se encuentran en una marcha blanca, donde el agrupar a los alumnos de acuerdo a criterios cooperativos, iniciar la enseñanza de roles y poner en práctica algunas estrategias que fomentan el trabajo en equipo, son pasos iniciales. “Ello se ha puesto en práctica en cursos globalizados y en asignaturas como historia, química, inglés, matemática, lenguaje, entre otros”. ” Lo esencial de este tiempo es instalar la importancia que tiene para la formación de nuestros niños y jóvenes el aprender cooperativamente y su coherencia con nuestro Proyecto Educativo”, comparte Carolina Cifuentes, Vicerrectora Académica. Ximena Delgado M., educadora de Párvulos, nivel Pre kinder, manifiesta que le ha dado resultado el aprender observando y evaluando sus propias prácticas en aula. La mejor manera de aprender es “haciendo”, especialmente considerando que los niños y las niñas lo facilitan todo.

En el Colegio Manquehue, Alejandra Espinoza, docente ayudante de 3° básico, hace alusión a que pese al poco tiempo de implementación de esta metodología es importante continuar intencionando el trabajo cooperativo “para que así los estudiantes desarrollen habilidades interpersonales necesarias y enfrenten el mundo de hoy, como son la empatía, apertura al diálogo, resolución de conflictos y la toma de decisiones. Sabemos que al trabajar en equipo genera en los estudiantes responsabilidad individual y grupal, desarrollando compromiso e  interdependencia positiva en la comunidad”. 

En el caso del colegio San Damián de Molokai, la experiencia del trabajo cooperativo ha sido positiva. Se implementó de manera transversal (pre kínder a IV medio) posibilitando el uso de dos recursos: las paletas y los proyectos inter-cursos o inter-asignatura. A eso se suman  el uso de las tablets, recurso que ya utilizaban con anterioridad. “Contamos con 135 tablets que están orientadas al trabajo de los estudiantes y profesores. Adicionalmente, la innovación más reciente en relación al trabajo cooperativo es la incursión que hemos hecho en el mundo de la robótica, impulsando la creación de equipos de trabajo que llevan adelante proyectos en esta área” indicó Luis Reyes, coordinador del Primer Ciclo.

Visto 138 veces

logosscc_infoCOLEGIO DE LOS SAGRADOS CORAZONES
VALPARAÍSO - VIÑA DEL MAR
Decreto cooperador de la función del Estado Resolución Exenta Nº1444 de 1929
Av. Padre Hurtado 1520

+56 32 2387400

UBICACIÓN y CONTACTO