Hna. Nelly León: “En la cárcel he descubierto a Jesús en todas sus dimensiones”

Valora este artículo
(2 votos)

Sobre la realidad carcelaria, su fundación Mujer Levántate y su experiencia viviendo en la Cárcel, nos habló la hermana Nelly León, capellana del Centro Penitenciario de Santiago, y religiosa del Buen Pastor, en la charla que dictó el miércoles recién pasado, a nuestra comunidad educativa.

La Hermana Nelly León, está viviendo desde marzo en la Cárcel. Para evitar el riesgo de contagio, decidió acomodar su oficina para pasar estos meses de pandemia, que según cuenta han sido una experiencia maravillosa. “Yo ya crucé la calle, no estoy en la vereda del frente; yo vivo en la cárcel”, comenta. En este tiempo ha sido testigo del amor, la compasión y la sororidad que se vive al interior de la cárcel.

Además de ser capellana de este centro penitenciario, la también religiosa del Buen Pastor, es fundadora de “Mujer Levántate”, organización sin fines de lucro, que desde 2008 apoya a mujeres que están próximas a recuperar su libertad para que no vuelvan a reincidir. Lleva 21 años en la cárcel, por lo que conoce a fondo la realidad chilena.

Esta misma experiencia fue la que la llevó a afirmar con convicción que “en Chile la pobreza se encarcela”, en su discurso cuando el Papa Francisco visitó la cárcel. Frase, que, como ella misma reconoce, nunca pensó iba a tener el impacto mediático que tuvo. “Creo que el espíritu santo me iluminó”, confiesa.

En Chile 13.116 mujeres están vinculadas a gendarmería, cumpliendo alguna medida cautelar o tras las rejas, siendo 3393 las que se encuentran privadas de libertad. En el centro donde ella trabaja son 487 las mujeres que cumplen condena, y según lo que la hermana Nelly ha podido constatar comparten una serie de características. “Vienen de los cordones de pobreza de las poblaciones de Santiago, por lo tanto, sus hijos quedan en una situación de vulnerabilidad, muchas veces en manos de narcotraficantes, por lo que lamentablemente son delincuentes en potencia, si no logramos rescatarlos”.

Además, añade que el 62% de estas mujeres ha sufrido violencia de género, ya sea física, psicológica y/o sexual. “Desde el acompañamiento que me ha tocado hacer a las mujeres yo me atrevo a decir que el 80% ha sido víctima de violación sexual por su círculo más cercano, por la situación de hacinamiento en la que viven”. Más allá de los números, las palabras Dolor, Angustia, Desolación y Tristeza, son los sentimientos que experimentan estas mujeres, explica la capellana.

Viviendo en la Cárcel durante la pandemia

Este tiempo viviendo en la cárcel, la hermana Nelly dice que ha sido una experiencia preciosa. “Uds. van a pensar esta monja está loca, pero la verdad es que estoy apasionada por el amor que Dios me ha dado para poder entregárselo a estas mujeres privadas de libertad”. Además, señala que, “una mujer que nace pobre, vive pobre, vive encarcelada, el único lugar donde manifiesta su valoración y recibe amor es en la cárcel”.

Durante estos meses se ha dedicado a contener a las reclusas, a escucharlas, desde la mirada de la compasión y su ser de mujer, porque sabe lo que están sintiendo. “Me carga cuando hay personas que me dicen que quieren ir a la cárcel para llevarle a Dios a esas mujeres, porque yo, donde he descubierto a Jesús en todas sus dimensiones es aquí: Jesús en la cruz, Jesús muerto, Jesús resucitado”.

Mujer Levántate

La fundación Mujer Levántate nace en 2008, y desde esa fecha han ayudado a más de 700 mujeres a reinsertarse en la sociedad, de las cuáles solo el 6% ha vuelto a la cárcel, según los datos de gendarmería. “Nuestra misión es que las mujeres que han estado privadas de libertad puedan incluirse socialmente y no vuelvan a cometer nuevos delitos”, explica. “También aportamos dignidad, justicia y reparación. No desde la lucha por la justicia, sino que desde el desafío de restaurar su dignidad”. El sueño de la fundación es que nuestro país sea justo y las mujeres sean libres; y el de la pastoral carcelaria: un mundo sin cárceles, comenta.

Respecto a la realidad carcelaria nacional dice: “Somos uno de los países más castigadores, que fundamentamos las campañas políticas en base a la opresión y endurecer las penas. Nunca he escuchado un discurso político que hable de invertir en inclusión social”, afirma.

 

Visto 177 veces

logosscc_infoCOLEGIO DE LOS SAGRADOS CORAZONES
VALPARAÍSO - VIÑA DEL MAR
Decreto cooperador de la función del Estado Resolución Exenta Nº1444 de 1929
Av. Padre Hurtado 1520

+56 32 2387400

UBICACIÓN y CONTACTO